Quiero que sepa sin embargo que todas las noches que he dormido a su lado, incluso las discusiones más inútiles, siempre fueron algo espléndido y esas difíciles palabras que siempre temí decir pueden decirse ahora: te amo.
Charles Buckowski
Tienes lo mejor de mí, y sigues sin saberlo.
Raíz de menos uno.
Perdón por aprender a quererte en tan poco tiempo, pero es que encajaste perfectamente con lo que nunca busqué, pero siempre necesité.
Te propongo un juego: tú me besas, yo te beso; tú me acaricias, yo te acaricio; tú me incitas, yo te incito… Pierde el que gana, o sea, el primero que llegue a la gloria… ¿Tentador no?
La propuesta, Camila Buzzo.
Me gustas tanto que dibujo tu figura en mi poesía.
Vives en todas las cosas, Enrique Urueta

はじけるしゃぼん星